Ingredientes para la tapa de nalga rellena.

  • 1 tapa de nalga
  • 1 cebolla de verdeo más o menos grande
  • 1 puerro
  • 1/2 morrón
  • 150 gr de jamón cocido
  • 100 gr de queso mantecoso
  • 1/2 zanahoria
  • 4 champignones
  • sal y pimienta
  • hilo de algodón para atar
  • papel aluinio

 

Preparación.

  1. Desgrasar muy bien la tapa de nalga y extender sobre un papel film. Si lo desea, puede salar un poco la carne, yo no lo hago.
  2. En una sartén, poner a cocer la cebolla de verdeo y el puerro picados finamente.
  3. Luego agregar la zanahoria cortada en rodajas finas, el morrón en bastoncitos. Sal pimentar.
  4. Finalmente incorporar los champignones fileteados.
  5. Dejar cocer unos instantes.
  6. Cubrir la tapa de nalga con fetas de jamón cocido.
  7. Colocar por encima del jamón bastoncitos de queso mantecoso, en forma irregular pero cuidando de colocar en todas las zonas.
  8. Para el armado, conviene cerrar el rollo de modo que quede lo más largo posible y dando la menor cantidad de vueltas posible para que se cocine más fácilmente. Es decir que colocaremos la tapa de nalga frente a nosotros de modo que nos quede un rectángulo cuya base es más larga que la altura.
  9. Colocar el relleno previamente cocido cuidando de cubrir muy bien toda la superficie de la tapa de nalga.
  10. Cubrir con una capa más de jamón cocido y proceder al enrollado.
  11. Para el enrollado, lo mejor es tener, previamente, tiras de hilo de más o menos 30 centímetros, ya cortadas y colocadas bajo la tapa de nalga, a distancias de 3 o 4 centímetros una de otra. De ese modo se facilita la tarea.
  12. Si cuenta con asistente para este paso, es mejor, si no, no se desanime que de todos modos se puede.
  13. Enrolle de arriba hacia abajo la tapa de nalga, lentamente, cuidando que el relleno quede dentro.
  14. Deje la zona de la “costura” -la unión de los dos extremos de la tapa de nalga- hacia arriba para que durante el atado no se le escape relleno.
  15. Cuide muy bien los extremos, ya que por allí también se le puede escapar relleno.
  16. Comience a atar. El mejor modo de hacerlo es pasar dos veces uno de los extremos del hilo dentro del otro para que al momento de tirar para hacer el nudo, no se nos corra. Es decir, en lugar de pasar una sola vez el hilo para formar el primer nudo -como cuando iniciamos el nudo de las zapatillas- lo pasamos dos veces, de ese modo luego no se corre.
  17. Ate todos los hilos de modo que la costura quede lo más cerrada posible.
  18. En los extremos, cierre lo mejor que pueda con la mano y envuelva con papel aluminio.
  19. Para que quede muy bien cubierto y no se escape nada del rollo, le conviene cubrir con dos o tres capas de papel aluminio, en diferentes sentidos. Es decir, en la primera capa en forma horizontal y en la segunda en forma vertical.
  20. Cuide que el primer modo de cubrir tape muy bien los extremos y presione.
  21. Lleve a horno fuerte por espacio de 45 minutos a una hora (yo siempre lo dejo una hora)
  22. Su tapa de nalga rellena ya está lista!

 

Consejos.

Puede acompañar esta tapa de nalga rellena con alguna de  nuestras ensaladas o con papas a la crema.

Es una receta deliciosa y abundante. Se puede cocinar con antelación y luego calentar en horno y servir.

El relleno que se escape al momento del arrollado, puede ponerlo dentro del papel aluminio antes de envolver la tapa de nalga rellena, de ese modo, podrá colocarlo sobre las porciones al momento de servir y no desperdiciará nada.

Compártelo con tus amigos!!